Jalea Real

La Jalea Real es un regalo de nuestras amigas las abejas, unos extraordinarios insectos en todos los sentidos,

Es una sustancia que elaboran naturalmente  y que constituye el alimento de las larvas durante sus primeros días y el de la abeja reina durante toda su vida.

Éste complemento alimenticio aporta propiedades energizantes y revitalizantes tanto a niños como adultos en etapas en la que hay un gran gasto de energía, como son el crecimiento, situaciones de cansancio y estrés.

Es especialmente recomendable en invierno, pues al desgaste energético de la rutina y el estrés debemos añadir la necesidad de reforzar el sistema inmunológico frente a las bajas temperaturas.

La Jalea Real, cuenta con una extraordinaria cantidad de nutrientes,como son:

Agua, lo que constituye su elemento principal.
Hidratos de carbono, azúcares simples aptos para personas diabéticas
Proteínas, conteniendo también aminoácidos esenciales.
Ácidos grasos, con gran valor por sus propiedades antifúngicas y antibacterianas
Y gran cantidad de vitaminas: A, C, D, E y del grupo B: B1,B2,B3, B5, B6, B8
Aporta minerales y oligoelementos, como como hierro, sodio, calcio, cobre, potasio y magnesio.

Los beneficios de éste alimento para nuestro cuerpo son múltiples, pudiendo destacar los siguientes:

Proporciona una gran cantidad de energía y mejora notablemente los cuadros de fatiga.
Estimula el sistema nervioso.
Refuerza el sistema inmunitario.
Aumenta la oxigenación del cerebro.
Aumenta el número de glóbulos rojos y leucocitos.
Mejora el estado de la piel, su hidratación y elasticidad, retrasando el envejecimiento.
Favorece los impulsos nerviosos en el cerebro
Ayuda en numerosos procesos metabólicos.
Contiene sustancias protectoras del hígado.
Estimula el crecimiento de los niños.
Aumenta el apetito.
Es antitumoral.
Regula la presión sanguínea.
Es desintoxicante.
Es vasodilatadora, muy beneficiosa para personas con afecciones coronarias.
Protege de los rayos X y sus efectos.
Mejora la actividad de las glándulas suprarrenales.
Es antivírica, antibacteriana y antifúngica.
Mejora el sistema gastrointestinal.
Protege frente a enfermedades autoinmunes.

Gracias a todos éstos efectos en el organismo, está especialmente recomendada para personas con las siguientes afecciones:

Apatía, depresión, fatiga, estrés, ansiedad, malestar emocional.
Anorexia, falta de apetito, desnutrición, falta de desarrollo.
Enfermedades relacionadas con el sistema inmunológico.
Para mejorar el rendimiento físico e intelectual.
Alzheimer y esclerosis múltiple.
Ancianos o personas débiles.
Trastornos hormonales de la mujer (en la menstruación, menopausia, etc.).
Insomnio.
Neurosis, irritabilidad, convalecencias.
Hipotensión.
Trastornos cardiovasculares.
Anemia.
Falta de desarrollo en niños.
Diabetes.

Sin duda, los efectos de esta sustancia no se hacen esperar y enseguida recuperamos fuerzas y energía, así como una agradable sensación de bienestar.