Miel de Lavanda

10,20

Nuestra Miel de Lavanda Silvestre, ha sido cosechada en zonas de monte, a una altitud superior a los 800 metros sobe el nivel del mar,

Poseé una tonalidad de color Ámbar claro, amarillo oro.

Su intensidad en nariz es media, floral, notas a fruta fresca. En boca, es dulce, fresca, recuerda a manzanilla, con muy sutiles notas alcanforadadas.

La Miel de Lavanda está considerada un excelente antiséptico, tanto para los bronquios como para los pulmones, además se le atribuyen otras propiedades como diurética, sudorífica, bactericida, antiinfecciosa, antidiarreica y como no, digestiva y relajante.

Tiene un sabor muy agradable y suave, con un toque “justo” de dulzor.

Presentada en envase de 1kg.

Categoría:

Descripción

Nuestra Miel Cruda de Lavanda es una miel monofloral, procedente del néctar de un grupo de plantas de la familia de las Lamiáceas.

La lavanda común, el Lavandín o la Alhucema.

Ya que la lavanda no es una floración muy melífera, hay que buscar ubicaciones por encima de los 800 metros de altitud sobre el nivel del mar para poder aprovechar y cosechar el dulce nectar de esta floración.

Como en el resto de las mieles, no existe una sola tonalidad en las mieles aunque sean de la misma floración, afectan diversos factores, tipo de suelo, precipitaciones anuales, etc… con lo cual, simpre vas a encontrar ciertas diferencias tanto de tonalidad como de gusto en nuestras cosechas. Aunque cabe destacar, que la miel de lavanda, en la mayoría de las cosechas tiene una tonalidad muy clara, clasificandose como amarillo-oro.

En cata resaltan notas a manzanilla. Sabor dulce y afrutado, con un ligero toque ácido y un retrogusto muy inusual.

Información adicional

Envase

1 Kilo